Juegos & Casinos

Bienvenidos a Juego y Casinos !!!

Jugar en casinos online se volvió en una alternativa atrayente para el apostador, su principal ventaja está en poder jugar a ruleta, poker online, blackjack, tragaperras, ruleta online, etc.

» Leer más
Combinaciones de los dados en el Backgammon

El backgammon se juega con dos dados. En los juegos en los que se utiliza un único dado sólo se pueden obtener seis puntuaciones, mientras que en los juegos con dos dados se pueden obtener hasta 36 combinaciones diferentes. Si analizamos más detenidamente estas 36 combinaciones podemos saber cuál es la mejor forma de colocar una ficha descubierta.

Sólo hay 11 posibilidades de sacar un uno. La probabilidad / el riesgo de que el oponente se coma una ficha descubierta nuestra con un uno es de 25 a 11. El caso del seis es algo más complicado. Hay 17 posibilidades de que nos coman con un seis, ya que no sólo hay que tener en cuenta los seises, sino también las combinaciones 2 y 4, 1 y 5, y 3 y 3, que también suman seis.

A continuación presentamos una recopilación de las probabilidades de que nos coman con distintas tiradas:

La probabilidad de que nos coman con un uno es de 25 a 11 (69 %).

La probabilidad de que nos coman con un dos es de 24 a 12 (67 %).

La probabilidad de que nos coman con un tres es de 22 a 14 (61 %).

La probabilidad de que nos coman con un cuatro es de 21 a 15 (58 %).

La probabilidad de que nos coman con un cinco es de 21 a 15 (58 %).

La probabilidad de que nos coman con un seis es de 19 a 17 (53 %).

La probabilidad de que nos coman con un siete es de 30 a 6 (83 %).

La probabilidad de que nos coman con un ocho es de 30 a 6 (83 %).

La probabilidad de que nos coman con un nueve es de 31 a 5 (86 %).

La probabilidad de que nos coman con un diez es de 33 a 3 (92 %).

La probabilidad de que nos coman con un once es de 34 a 2 (94 %).

La probabilidad de que nos coman con un doce es de 33 a 3 (92 %).

Estas probabilidades sólo son aplicables a una ficha descubierta. Si un jugador tiene más de una ficha descubierta, el riesgo de que el contrincante se las coma es, evidentemente, mayor. Pero si hay una posición bloqueada entre una ficha descubierta y una ficha del contrincante, hay menos riesgo de que nos coman la ficha. Por ejemplo, hay seis posibilidades de comer una ficha descubierta con un ocho. Si la cuarta posición estuviese bloqueada con fichas propias, las posibilidades de comerse la ficha son sólo de cuatro.

Si uno se ve obligado a dejar una ficha descubierta siempre hay que intentar colocarla donde haya menos riesgo de que el contrincante se la coma.

Leave a Reply